PROGRAMA DE CONTROL DE ENFERMEDADES ZOONOTICAS

RESPONSABLE PROVINCIAL

Dr. Juan Facundo Petrina. Médico Veterinario
zoonosis@tierradelfuego.gov.ar
(02901) 434-811 - Kuanip 114 - (9410) Ushuaia

SUBRESPONSABLE USHUAIA

Dr. SebastianNicolasGalateo. Médico Veterinario
hidatidosis@tierradelfuego.gov.ar
(02964) 427-811 - Piedra Buena 349 - (9420) Río Grande

Objetivo General

El objetivo general del Programa es mejorar la salud de la comunidad con respecto a las enfermedades e impactos de los animales en la población.

Fomentamos la adquisición de hábitos y prácticas saludables frente a los animales y los alimentos con el fin de evitar enfermedades y accidentes en nuestra población. De esta manera, a través de la salud de los animales y la responsabilidad, estamos aportando a proteger la salud humana y del ambiente, bajo la consigna "una sola salud".

DATOS EPIDEMIOLÓGICOS DE INTERÉS PROVINCIAL 

En Tierra del Fuego está comprobado a través de estudios realizados por distintos profesionales la presencia de varias especies zoonóticas. En materia fecal canina de espacios verdes se hallaron formas parasitarias transmisibles al humano que se mantienen latentes y ponen en peligro a niños y adultos. Entre éstas es importante mencionar las muestras positivas a Echinococcus (causante de la hidatidosis) en la zona rural, lugar en que se lucha desde hace 30 años; pero más impactante es que en espacios públicos de la ciudad de Río Grande se detectó un porcentaje tres veces mayor a esta parasitosis (6%).

En otro estudio, también en espacios públicos de Río Grande, demostraron la presencia en un 37,5% de áreas con huevos del parásito Toxocaracanis, y casi 50% de áreas con larvas de ese parásito. Una investigación similar en la ciudad de Ushuaia detectó un 25% de muestras positivas a huevos de Toxocaracanis y el mismo porcentaje de larvas infectantes en muestras de materia fecal de plazas.

El Laboratorio Diagnóstico Tierra del Fuego en conjunto con los tres municipios, volvieron a demostrar a través de muestras parasitológicas la presencia de Toxocara en Río Grande, Tolhuin y Ushuaia.

A partir de sueros de perros de diferentes barrios de Ushuaia, se comprobó la positividad por otros métodos a esta parasitosis zoonótica.

Se ha observado hace ya varios años, más de un 30% de sueros positivos a leptospirosis en caninos de las ciudades de Río Grande y Ushuaia.

Se detectaron animales positivos a Brucellacanis en la ciudad de Río Grande, con el agravante de poseer en nuestra provincia el único caso clínico pediátrico con síntomas del país a esta zoonosis. En Ushuaia se hallaron muestras positivas en perros al azar que ingresaron a una clínica veterinaria pero que no tenían síntomas, lo que la hace peligrosa, ya que puede contagiar a la familia y a otras personas y animales sin que sus dueños sospechen.

Tanto médicos, como médicos veterinarios han reportado la presencia de dermatofitosis (tiña) y sarna en personas y animales. También se observan cada vez más en perros y gatos la presencia de dipylidiasis (parásito).

Se puede mencionar la triquinosis, psitacosis, toxoplasmosis, cisticercosis, sarcosporidiosis entre otras enfermedades zoonóticas detectadas en nuestra provincia.

En nuestro país la mayoría de las epidemias de SUH (Síndrome Urémico Hemolítico) es por alimentos contaminados atribuidas a productos bovinos, en particular a carnes y leches sin pasteurizar. La Argentina presenta el registro más alto de SUH, y Tierra del Fuego está tercera a nivel nacional, después de Chubut y Neuquén, en número de casos notificados en 2015.

Una de las zoonosis de mayor importancia en el mundo debido a su mortalidad que alcanza el 100%, es la rabia. Está implantada la "creencia" de que estamos libres de la enfermedad, pero no existe sustento epidemiológico que certifique esto. A inicios del año 2014, el Instituto de Salud Pública de Chile confirmó 2 casos de murciélagos positivos a Rabia en la localidad chilena de Punta Arenas y en 2015 resultó positivo a rabia un murciélago sospechoso en la localidad de El Porvenir (Tierra del Fuego, Chile).

El dato más importante de salud pública veterinaria es el elevado número de personas mordidas en las localidades de Río Grande, Tolhuin y Ushuaia, las cuales ascienden a 669 personas mordidas en 2015, como tasa de mordeduras serían 439,2 mordidos por cada 100.000 habitantes por año (624,8/100.000h/año en Dpto. Ushuaia y 299,4/100.000h/año en Dpto. Río Grande). Esto cobra aún más importancia cuando consideramos que el número verdadero es mayor, debido a que faltan los datos de las personas mordidas que no acudieron a hospitales ni centros de salud. Las mordeduras de perros son importantes desde el punto de vista de las lesiones y las cicatrices producidas por las agresiones, la posibilidad de transmisión de enfermedades infecciosas y otras infecciones secundarias (bacterias bucales del perro como ser Pasteurellacanis, Capnocytophagacanimorsus, Estafilocos, Estreptococos, Enterococos, Fusobacterium, Bacteroides, entre otros), las secuelas psicológicas, las incapacidades, los costos económicos derivados de los tratamientos médicos y psicológicos, las bajas laborales, el control de los animales y la muerte de la víctima, ya sea causada directamente por las lesiones producidas a causa de la agresión o por alguna enfermedad transmitida a través de la mordedura.

Ante cualquier duda o solicitud de información, charlas y material informativo sobre estas enfermedades comuníquese con el Programa.

SUBIR